RECOMENDACIONES MUSICALES

TRANSLATE TO YOUR LANGUAGE

miércoles, 24 de febrero de 2010

The Moody Blues - "Every Good Boy Deserves Favour"


Hoy nos vamos al pasado (de nuevo).
Esta vez me puse a pensar que estilo musical no había traído aun. Y ahí se me ocurrió en traer uno de mis preferidos: Rock Progresivo.
Sin embargo, este no es el típico Rock Progresivo el cual uno se imaginaria: canciones de 20 mins con varios pasajes, muchos sintetizadores y varios solos arrazantes. Este es un Rock con canciones de duración normal, pero con arreglos increíbles. Y solo una banda fue capaz de lograrlo en forma tan exquisita y variada: The Moody Blues.
Esta banda inglesa, en su formato clásico, consistía de Justin Hayward (guitarra), John Lodge (bajo), Michael Pinder (teclados), Ray Thomas (flauta) y Graeme Edge (bateria). Todos componían temas para la banda, y cada uno cantaba su composición (por lo general).
La banda arranco en 1964. En ese entonces, los únicos integrantes que formarían el formato clásico eran Pinder, Thomas y Edge, a los cuales acompañaban Denny Laine en guitarra (quien seria luego guitarrista de la banda Wings de Paul McCartney luego de The Beatles) y Clint Warwick en bajo.
En sus comienzos, la banda tocaba el típico Rythm & Blues de la época. Pero cuando llegaron Lodge y Hayward, hubo un giro de 180º. La idea de los 2 nuevos integrantes era hacer Rock pero con grandes arreglos.
Y la maestría de la banda se mostraría con su segundo álbum “Days of Future Passed”. En este álbum, el cual es el 1er álbum conceptual de la historia, la banda, junto a la London Festival Orchestra, compusieron una obra cuya temática era la vida del hombre a través del día. Esta estaba dividida en partes, siendo ellas la mañana, mediodía, tarde y noche.
El álbum tuvo un gran éxito y llevo a la banda a la gloria. Y con esto empezaron a sacar más álbumes, todos ellos con un concepto propio. Serian 7 los álbumes que sacarían antes de su separación en 1974 (aunque se reunirían de nuevo en 1977), y son estos los que forman lo que se conoce como su discografía clásica.
La banda, aunque es considerada como Rock Progresivo, logra mezclar varios estilos, como Rock Clásico, Folk, Música Medieval, Música Clásica, entre otras. Pero lo increíble es que en un mismo tema pueden estar todas estas cosas juntas, creando un sonido único.
El disco que traigo hoy es “Every Good Boy Deserves Favour”, el 6to de estos 7 álbumes. Este salio a fines de Julio de 1971, y es tal vez, de los 7, el mas olvidado.
Sin embargo, es, en mi opinión, en el que logran el punto máximo de expresión. Aunque no cuentan con ninguna orquesta (en el disco, todo lo que suena a orquesta esta logrado con un mellotron, el cual era un teclado que podía simular el sonido de instrumentos de cuerda), los arreglos son increíbles, tanto instrumentales como corales, siendo los últimos los mejores que han hecho en su carrera. Además, es el disco en que han logrado la mayor variedad de estilos en los temas, teniendo cada uno un sonido muy propio y diferente al de los demás temas.
El disco tiene la magia de sonar como algo enorme. Cada canción parece algo increíble y poderoso. Cada instrumento suena como una fuerza increíble, y entre todos crean algo gigante y poderoso.
El disco cuenta con 9 temas:
  1. “Procession”
  2. “The Story in Your Eyes”
  3. “Our Guessing Game”
  4. “Emily’s Song”
  5. “After You Came”
  6. “One More Time To Live”
  7. “Nice To Be Here”
  8. “You Can Never Go Home”
  9. “My Song”
El 1er tema, “Procession”, es el único tema escrito por todos los miembros de la banda juntos. En este se intenta mostrar la evolución de la música. Empieza con un teclado muy bizarro, creando unos sonidos muy espaciales, tal vez intentado aparentar a los sonidos de la naturaleza. De repente, los integrantes de la banda empiezan a gritar 3 palabras sobre un fondo de viento: “Desolation”, “Creation” y “Communication”. Luego le sigue unos tambores mientras que la banda hace un canto de tribu. Luego una música oriental, seguido de algo celta; luego algo medieval; luego algo barroco; luego algo clásico. Finalmente llega al Rock, dando a los 1eros acordes del tema que abre el ritmo del álbum.
“The Story in Your Eyes”, escrita y cantada por Justin Hayward (recuerden que siempre los temas son cantados por el escritor de los mismos), abre el álbum potentemente. Es un tema algo desesperante, como un estilo de escape. En esta canción ya se pueden empezar a notar los excelentes arreglos. Tenemos por un lado los cantos de los demas integrantes que hacen coros mientras Hayward hace el estribillo de la canción. Por otro lado tenemos un piano que pasa de lo Clásico al Rock a lo largo del tema.
“Our Guessing Game” es de los mejores temas de la banda. Escrita por Thomas, aquí llegan a crear una música muy feliz que hace explotar el alma. Empieza con un piano y la voz de Thomas, ambos haciendo una melodía que parece de un palacio antiguo. Luego se van uniendo las voces de los demas. Y es en el estribillo donde llega a un clima increíble. Junto a percusiones potentes, cada integrante de la banda canta una melodía diferente, creando un coro increíble. En el final, este estribillo es repetido una y otra vez, pero de forma más poderosa aun. Es un tema que pone con alegria y felicidad por la vida a cualquiera que lo oiga. Y todo esto es gracias a la increíble interpretación de voces por la banda.
“Emily’s Song” es el tema tranquilo del álbum. Escrita por Lodge, es cantada a 2 voces, mientras que unos teclados agudos y melosos y unos cellos los acompañan. Es muy tierno. Y aunque la progresión de acordes, de haber sido hecha en una guitarra, sonaría como un tema totalmente ordinario, son los arreglos para piano y cellos que lo hacen tan magnifico.
Con “Alter You Came” la banda se pone rockera. La canción, escrita por Edge, arranca en un volumen bajo. Pero de a poco va subiendo e instrumentos se van uniendo hasta llegar al estribillo, donde todo se vuelve monumental.
“One More Time To Live” es de las mas cambiantes y aventureras del disco. Escrita por Lodge, empieza con unas flautas y unos teclados tranquilos, haciendo una melodía que hacer recordar al sentimiento de cuando uno suspira por conseguir algo. Cuando arranca la voz, la letra describe el sentimiento perfectamente: “Miro por mi ventana el mundo pasar”. Cuando llega el estribillo, otras voces se unen y un teclado produce un sonido que de a poco va aumentando hasta dejar el tema en un estado fuerte. Finalmente llega un cambio total. Los músicos vuelven a cantar las palabras del 1er tema del disco mientras que los instrumentos tocan melodías tristes y de perdicion.
“Nice To Be Here” hace recordar a un grupo de boy-scouts caminando por los bosques en busca de aventuras. Es un tema como mucha alegria e infantilismo.
El penúltimo tema, “You Can Never Go Home”, es uno de los temas que mas crecen en la música. Empieza con un bajo tocado a un volumen casi que inescuchable y la voz de Hayward, quien compuso el tema, cantando con una voz casi que susurrada. Llegada la 2da parte del tema, su voz va creciendo hasta llegar a notas agudas cantadas con una fuerza y pasión inmensa, mientras que los teclados simulan un sonido de orquesta. Llegado el estribillo, el tema se pone rockero. Y nuevamente se puede escuchar un coro increíble y lleno de vida. Aquí la potencia llega casi que al mismo punto del 3er tema del disco.
Finalmente llegamos a la canción más deslumbrante, aventurera, desafiante y compleja del disco, y tal vez de todo el material que ha hecho la banda en su historia. “My Song”, escrita por Pinder, es, en pocas palabras, “un viaje”. Aquí pasamos por varios estilos musicales. Pero es mas increíble como es todo homogéneo y fantástico, es como una historia de ciencia ficción. Empieza con los teclados haciendo sonidos de orquesta. Poquito después Pinder empieza a cantar y a tocar en el piano una melodía algo triste con una onda algo clásica. En el estribillo, los demas instrumentos se unen, tocando una melodía con alegria y fuerza, que rápidamente se entristece de nuevo. En un momento la voz se calla, mientras que una guitarra hace un solo muy simple bajo la misma base. Luego un piano hace una subida que parecería la que hacen las arpas y de repente un teclado con sonido a orquesta hace un fuerte acorde. Extrañamente todo se detiene y queda susurrando un sonido a viento, mientras que una voz respira y un vibráfono hace una melodía muy aguda y de poco volumen. Luego de a poco, el vibráfono y una flauta hacen una melodía que va creciendo de a poco. En momentos se puede escuchar una guitarra. Luego unas cuerdas hechas por el teclado y unos coros celestiales se van uniendo. Todo da a parecer a que algo poderoso se viene. De la nada, la guitarra distorsionada, una batería fuerte y los demas instrumentos arrancan una ritmo fuerte que hace imaginarse a que una bestia gigante esta a punto de ser liberada. Y finalmente llega. Todo explota con una riff muy poderoso y espeluznante, mientras que unas voces hacen un canto de desesperación y pérdida. Se puede sentir como esta bestia va destruyendo todo a su paso y todo a su alrededor cae en llamas. Finalmente todo vuelve a tranquilizarse y vuelve a repetirse el comienzo. Sin duda una composición extremadamente compleja y llena de imaginación.
Este disco es de esos que uno no entiende como no ha llegado a ser tan reconocido como debería serlo. Casi nunca se escuchan discos con canciones en formatos y duraciones típicas pero con tantos arreglos increíbles que terminan siendo nuevos estilos musicales.
Es una banda que, aunque ninguno se destaca por una increíble habilidad en su instrumento, logra canciones con arreglos increíbles que finalmente llegan a ser obras de arte.
Y son tan precisos y complejos estos arreglos que me atrevo a decir a que superan en gran parte los de bandas como The Beatles y Led Zeppelín (lo cual me cuesta decir ya que Led Zeppelín es para mi la mejor banda de la historia).
Este disco tiene algo que casi ningún otro logra. Cuando escuchamos una canción, se puede llegar a sentir que los instrumentos llegan a una potencia increíble. Pero en este disco, todos los temas llegan a algo más. No son los instrumentos los que llegan a esa potencia, sino que toda la música en si. Es música que no tiene una palabra para describirla. Lo mas cercan es a algo que se puede sentir que es gigante, lleno de espacio e iluminación, como una explosión.
Este disco es un verdadero hito, y es, en mi caso, uno de los mejores discos que he escuchado en mi vida. Y me atrevo a decir que es el mejor disco del cual he escrito hasta ahora.
Espero que sientan esa grandeza al escucharlo.

Dejo para escuchar los temas:


Sigan leyendo!!!

"Music is the Best" - Frank Zappa

13 comentarios:

jordim dijo...

Dan ganas de hincarle el diente, aunque a mí los Dream Theater me hicieron coger mucha manía al progresivo..

52CANCIONES dijo...

Jejejeje

No hace falta que me pidas perdón cuando no te mole una canción!! De cualquier modo muchas gracias por comentar.
Por cierto, muy buen gusto, los Moody Blues, sí señor!!

Mauri Sepúlveda dijo...

Pase por alto a los Moody blues. Pero no más!

ALEX B. dijo...

La verdad es que no recuerdo haber escuchado nada de los MOOdy blues, ahora estoy escuchando MY song y me gusta bastante,suena, como diría "teatral".Tienes razón se siente el espacio, como si la música lo ocupase y lo expandiese.Ya te contaré cuando oiga más.
besos

ALEX B. dijo...

Ah si!!! qué tonta: las noches de blanco satén no?

aidanone* dijo...

¡Hola Werty! Me alegro de que te haya gustado el blog ^^ Este domingo lo voy a poner privado debido a varias visitas indeseadas así que si te gusta agradecería que me dieses tu dirección de correo para permitirte el acceso.
Un beso ^^

Syd dijo...

No soy gran fan de los Moody, pero los respeto mucho, me gusta tu blog, seguire explorandolo para ponerme al dia.

Un abrazo!!

Lilian Viacava dijo...

hola Werty muy lindo tu blog te felicito y gracias por haber pasado por mi blog
La Zorra bajo la Luna
un rincón de poesía libre prosa y narrativa
romàntica sensual
http://lilian-viacava.blogspot.com/
saludos afectuosos

Fran Calzas dijo...

Magnífica banda clásica los "Moody Blues", con grandes discos y grandes temas, pero "condicionados" por su megahit "Nights in white satin", que parece que solo tenían esta canción.
Magnífico tu blog, amigo, te lo curras de puta madre. Te enlazo en el mío ya mismo.
Un abrazo

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Todo muy correcto.
Felicidades.

saludos de J.M. Ojeda

zadi dijo...

Este es el disco de los Moody que más me gusta; hace años los escuchaba seguido ... claro en vinilo je, je los años pasan.
Buen blog, y como ves estube aqui. despues te lo ojeo con más profundidad, soy el de http://cualquiercosamenossordo.blogspot.com
Saludos.

Mosqueteros dijo...

Acabo de ver tu página sobre los Moody Blues y me he quedado IMPRESIONADO de la descripción que haces del disco, canción por canción.Ayer ( 26/09/2010) llegué de Londres a donde fuí con el único propósito de verlos en directo. El sonido no es tan fantástico como lo grabado en estudio pero la ilusión que había en el ambiente formado por miles de seguidores que como yo hemos crecido escuchando a los Moodies y por lo tanto la mayoría rozando los 70 años y muchos superándolos ( yo tengo 43 pero era de los ¨jovencitos¨)fue indescriptible.Aquí en España no son muy conocidos,salvo por ´Nights in white satin¨pero en Inglaterra y Estados Unidos son parte importantísima de la historia de la música. Muchas gracias por el interés que has demostrado por este grupo que lleva acompañandome 43 años ya que crecí escuchándoselos a mis hermanos mayores y finalmente he conseguido disfrutar en directo

Gonzalo dijo...

Hola. una tarde en la disquería vi un disco que me llamo la atención por su foto en portada, un viejo con un péndulo y un niño mirando fijamente, una escena en formato foto animada, caratula con relieve muy elaborada y preciosa, sin más compre el vinilo. En casa escuchando me lleno el alma, cada uno de estos temas llena el espíritu, provoca sensaciones en sus acordes que van desde la melancolía hasta el júbilo. Uno de los mejores discos que he escuchado, agregaría a tu descripción la magia de lo logrado con la unión de las canciones, es decir la mayoría pegada por sobre pista de unos pocos segundos sobre la otra, esto da una sensación de complejidad e historia en cada una de sus canciones. Fascinante por lo bajo. Saludos