RECOMENDACIONES MUSICALES

TRANSLATE TO YOUR LANGUAGE

jueves, 31 de diciembre de 2009

Tinariwen - "Imidiwan: Companions"


Ya estamos en el final del año. Y ahora me gustaría presentarles el Mejor Disco del 2009.
Aunque de a poco la banda se está haciendo más conocida, aun no ha ganado la popularidad que se merece, la cual debería ser mundial y a enorme escala. Esta banda, proveniente de África, no solo toca una música enigmática y atrapante, sino que sus letras son poemas de reflexión, paz y en su mayor parte tristeza de la realidad que los rodea e incluye.
Esta banda se llama Tinariwen (significa “espacios vacíos”, como referencia al desierto), una banda del grupo de nómadas conocidos como Touareg liderada por Ibrahim Ag Alhabib, guitarrista y principal compositor y cantante. La banda es hoy en día como el escudo de esta población, mientras que Ibrahim es ahora considerado como el vocero y guía de los mismos. Para entender bien a esta banda, hay que tener idea de que se trata este grupo étnico y de la historia personal de la banda.
Para empezar, los Touareg son un grupo de nómadas agricultores que viven en el desierto del Sahara. Viviendo en una zona tan inhóspita, rondan por el mismo con sus camellos (y ahora en 4x4), aunque hoy en día ya tienen zonas en las cuales se han establecido. Durante más de 2 milenios, vivieron pacíficamente en este vasto desierto. Sin embargo, desde los años de conquista europea, el territorio fue dividido en varios países, tales como Nigeria, Mali, Chad, etc. Y debido a esto, los Touareg se vieron obligados a dividirse, perdiendo así su dominancia en el territorio. Pero siempre ha habido tensiones y reclamos de los Touareg por su independencia de estos países. Esto ha llevado a varias guerrillas, las cuales muchas veces han terminado en masacres en ambos lados. Y como consecuencia, sus vidas han empeorado, muchas veces terminando en la miseria, y sin duda desgracia.
Los miembros de Tinariwen han sido parte de esto desde siempre. Todo empezó con la infancia de Ibrahim. El vivía en un campo de refugio en la parte del Sahara de Algeria. Era siempre solitario y por odiar la escuela, siempre se escapaba e iba a estar tranquilo por el desierto. Fue cuando vio una película Western con un hombre tocando la guitarra que se interesó por la música. Por ello, construyó su primer guitarra con una lata, un palo y unos cables de freno de bicicleta. A los 9 años se escapo de su casa y empezó a trabajar de forma zafral y dura con otros exiliados.
A fines de los ’70, se encontró con un grupo de chicos que compartían con él sus intereses por la música y decidieron formar una banda. Aunque tocaban el estilo folklórico de los Touareg, cantado en Tamashek (idioma de los mismos), también incorporaban alguna que otra cosa de músicos como Santana, Jimi Hendrix, etc. Sus letras no se trataban de héroes como las típicas canciones, sino de esperanza y tristeza por el exilio. Era un mensaje de esperanza y reflexión, buscando la paz con letras que describieran las vivencias de los Touareg, todo lo que sufrían y su pasión por el desierto. Aún más interesante era el hecho de que no tocaban con instrumentos acústicos, sino que usaban guitarras eléctricas, algo totalmente innovador en la música de los Touareg. De esta forma fue que se los asocio a veces con el Rock. Al empezar a tocar en vivo, se los empezó a llamar “Kel Tinariwen” (“Los chicos del desierto”).
Aunque disfrutaban de tocar, a finales de los ’80, el coronel Ghadaffi decidió darles a jóvenes Touareg un duro entrenamiento militar con el fin de expandir su territorio. Los miembros de Tinariwen lo vieron como una oportunidad única para poder ayudar a su pueblo y se unieron.
Cuatro años después, fueron invitados a vivir en un campo de refugio con otros Touareg. Ahí empezaron a grabar cintas que serian pasadas libremente. Fue de esta forma que su mensaje se empezó a dispersar por todo el pueblo Touareg. Pero frustrados de no conseguirlo al nivel que deseaban, los miembros de la banda se exiliaron a Mali. Y fue ahí cuando una rebelión de Touareg en contra del gobierno de Mali estalló. Duro 6 meses y fue una enorme masacre.
Al finalizar, pactos entre ambos lados fueron firmados. Sin embargo, estos no beneficiaban a los Touareg en nada más que en que no hubiera más muertes.
Cansados de la guerra, los miembros de Tinariwen se pusieron a trabajar en la música a pleno. Esta vez tenían que lograr expandir su mensaje más allá de su pueblo, porque vieron que la solución no se encontraba tanto de su lado sino del otro. Fue gracias a un festival en Londres, en el cual se apreciaba mucho la música de otros países, en el que consiguieron atención pública. Y luego pudieron grabar su primer disco de estudio, “The Radio Tisdas Sessions”, con el cual empezarían una carrera con éxito.
Desde entonces han sacado 4 discos de estudio más 1 en vivo. Su popularidad ha crecido en todo el mundo, llamando la atención de no solo aquellos amantes de la música étnica, conocida como World Music (una generalización demasiado amplia, ya que integra cualquier estilo musical que no sean los populares como Rock, Pop, Blues, etc. o cualquiera que no sea de Estados Unidos o el Reino Unido), sino que también de los amantes del Rock.
Ahora empecemos con la banda y su sonido.
La banda, para empezar, no tiene una formación establecida. Como se dice entre los Touareg “cualquiera que se haya topado con los músicos son parte de la banda”. Y esto es cierto. Si se topaban con una persona que tuviera un 4x4 en excelente estado, lo invitarían. Tinariwen es más que una banda. Es como una familia. Aun así, Ibrahim, Alhassane Ag Touhami, conocido como “El Leon”, y algunos otros han sido siempre miembros de la banda. La formación de la banda siempre ha consistido de varias guitarras, entre ellas eléctricas y acústicas, un bajo, percusión (nunca ha sido batería, siempre percusión típica de la música africana) y voces femeninas.
Cuando se escucha la música de esta banda, es imposible no asociarla al desierto. Y es porque ES la música del desierto. Su sonido combina cosas típicas de África con algo de Blues, el cual en sus origines proviene del continente africano. Pero es el estilo de tocar la guitarra lo que lo hace aún más atrapante. Es un estilo totalmente diferente al que uno esta acostumbrado escuchar. Es un toque lento y cortado, pero con un rápido cambio de notas. Es música muy profunda y pacifica. Uno puede no entender en absoluto lo que dicen (creo que nadie entiende nada) pero al saber en si de lo que hablan, la música transmite ese mensaje perfectamente. Y eso es el nivel máximo en la música: el poder transmitir el mensaje de forma perfecta más allá de las palabras. Igual, los librillos de los discos traen traducciones a las letras y hasta la forma de pronunciarlas en su idioma original.
En cuanto al estilo de cantar, uno se da cuenta de que es música folklórica. El principal cantante de la canción siempre canta una línea, y luego el resto del grupo la repite, como si fuera una canción de fogón. Pero es lo que son. Son canciones para cantar en grupo, para unir.
Los miembros de la banda, aunque ahora ya tienen popularidad, no han perdido en absoluto sus raíces. Siguen viviendo en el desierto de forma nómade, viajando por todo el desierto, durmiendo en el medio del mismo bajo las estrellas y al lado de un fogón. Es mas, es de esta forma en que componen la mayoría de sus canciones.
Ahora empecemos con el disco (al fin).
“Imidiwan: Companions” (como lo dice la traducción al inglés, “Imidiwan” significa “compañeros”) fue lanzado el 29 de Junio de este año. El titulo para ellos es algo muy importante. La palabra “compañeros” hace referencia a la unión del pueblo Touareg. Es una palabra muy grande para ellos.
Aunque su estilo no ha cambiado nunca, ya que se debe a que es música folklórica, esta vez la música ha llegado a otro nivel. Mejores guitarras, más variedad en cuanto a los tiempos y velocidades de las canciones, y sin duda, el mensaje esta mejor transmitido que nunca. Hay tristeza, esperanza, y esta vez, mucha alegría. Es que si uno canta de forma alegre, a uno le dan ganas de conseguir esta alegría, y es exactamente lo que desean los músicos de esta banda.
El disco cuenta con 13 temas más uno escondido en el último:
  1. "Imidiwan Afrik Tendam" (Compañeros de África)
  2. "Lulla" (Lulla)
  3. "Tenhert" (La Liebre)
  4. "Enseqi Ehad Didagh” (Esta noche me recuesto)
  5. "Tahult In" (Mi saludo)
  6. "Tamudjeras Assis" (El Arrepentimiento es como un gusano)
  7. "Intitlayaghen” (Intilayaghen)
  8. "Imazaghen N Adagh” (Touareg de Adagh)
  9. "Tenalle Chegret" (La gran aplastada)
  10. "Kel Tamashek” (El pueblo Tamashek)
  11. "Assuf Ag Assuf” (Assuf, hijo de Assuf)
  12. "Chabiba” (Juventud)
  13. "Ere Tasfata Adounia” (Aquel que valora la vida)

Al ser música folklórica, obviamente hay canciones que entre sí son parecidas.
El disco arranca con “Imidiwan Afrik Tendam”. Esta canción es de las más sentimentales del disco. Es lenta, pero poderosa. De verdad se siente el canto de compañerismo y respeto mutuo. Es un canto de unión del pueblo. Esta pregunta a los compañeros Touareg si la revolución de verdad existe y si es como los árboles, a los cuales hay que regar para que crezcan. Metáforas profundas que al mismo tiempo demuestran la pasión y respeto por la naturaleza.
“Lulla” es la mas divertida del disco. Es la mas movida, rápida y bailable. Es muy interesante los cantos femeninos y los gritos al estilo nativo americano que logran hacer con mover rápidamente la lengua de derecha a izquierda (y no de arriba hacia abajo como cualquiera lo haría).
“Tenhert” en si no es de lo mejor del disco. Pero lo original es el recitado de la letra, la cual es en realidad un poema por un escritor, en forma de discurso, pero a una velocidad imposible. La canción en si consta de un rasgueo de guitarra prácticamente igual durante toda la canción, mientras que Abdallah Ag Alhousseyni, compositor de la canción, dicta el poema y de vez en cuando los demás dicen unas palabras en forma cantada.
En "Enseqi Ehad Didagh” es tal vez donde se siente mas el sentimiento del desierto. Es mas, esta canción fue compuesta en el desierto bajo las estrellas. Es lenta, enigmática y atrapante. El verseo lento de la guitarra en forma cortada atrapa al oyente, mientras que el canto lento y relajante de Ibrahim y el resto de la banda es lo que le da ese ambiente de la noche. Una versión con solo Ibrahim y su guitarra tocada bajo la luna en el desierto puede ser escuchada en el DVD que viene con el disco, la cual es para mi mucho mejor, ya que el sentimiento llega mucho más.
"Intitlayaghen” es perfecta para estar con amigos. Es la más feliz del disco. La forma en que Abdallah produce un canto parecido al de un anciano produce una sensación de seguridad como la que brinda un abuelo, mientras que las voces femeninas transmiten la alegría que se debería recibir cuando se escucha a Abdallah. Es también interesante el conjunto de guitarras que, aunque ninguna se destaca por hacer algún solo o algo por el estilo, juntas crean una melodía muy alegre.
"Kel Tamashek” es tal vez la mejor del disco. Esta se destaca por tener solo instrumentos acústicos. Por un lado tenemos una guitarra acústica de cuerdas de acero, que hace un rasgueo muy raro y cada cuanto hace un riff muy arábico. Por otro lado tenemos el canto de Abdallah y una percusión que simplemente marca el tiempo de la canción. Pero lo mejor es el coro de voces, las cuales todas producen la misma nota constante, y es esto lo que le da esa sensación de atardecer un poco místico. Es un tema que, en mi opinión, hace sentir de un viajero oscuro que cabalga por el desierto, siempre con una mirada atenta, atrapante y desafiante.
“Assuf Ag Assuf” es la mas bluesera, debido al uso del slide en la guitarra. Esta es también muy desértica. Pero a diferencia de “Enseqi…”, esta muestra como un lado mas triste del desierto. Aquí se puede de verdad sentir el dolor y las perdidas que ha tenido este pueblo. Sinceramente, es un tema que parte el alma. Uno de verdad puede imaginarse con este tema un grupo de gente vagando por el desierto sin dirección ni esperanza, con tristeza y muerte en sus caras y almas.
Pero con “Chabiba” el ánimo vuelve. Es un tema tranquilo, casi que de cuna a veces. Aquí, por el cambio de acordes y por la voz muy tranquila de Ibrahim y de las mujeres, se vuelve a sentir la esperanza. El tema habla de los recuerdos de la juventud de Ibrahim, recordando a sus amigos, hermanas, padres y recuerdos. Son los momentos felices, los que le hacen seguir luchando. Es como un momento que, aunque con poco en las manos, algo se puede lograr. Se puede imaginar a los músicos mirando el horizonte de forma reflexiva, intentando ver que hay más allá de la miseria, algo salvador.
Finalmente “Ere Tasfata Adounia” habla de lo que de verdad se requiere para poder luchar: valorar la vida y lo que se tiene. Aunque el corazón ya lo tenga seco, como dice el cantante (esta vez Alhassane Ag Touhami), la lucha sigue, y para seguir ese camino nunca hay que traicionar. La onda de la canción es seria. Es como una enseñanza de padre. Pero finalmente los músicos la ponen rápida y lista para mover. Termina siendo un baile muy movido.
Pero antes de finalizar el disco, se encuentra el bonus, la cual se le ha llamado “Viento del Desierto”. Esta consta de varios sonidos hechos por Ibrahim con la guitarra. Es muy cósmica y relajante. Es el sentimiento que el líder de la banda quiere transmitir acerca de su querido hogar. Es como el siente el desierto.
Este disco se ha ganado el puesto como lo mejor del año. La música es increíblemente original, tanto para un oído no Touareg como para un oído Touareg. Varios sentimientos son traídos. La música transmite siempre el mensaje perfectamente: esperanza, felicidad y alegría, pero también desolación, tristeza y miseria. Las letras muestran las vivencias de un pueblo reprimido. Y estas letras son más valerosas que la de cualquier otro músico. Muchos dicen “las guerras y miserias que me rodean”. Aquí los músicos nos dicen “las guerras y miserias en las que me encuentro”. Es una reflexión más cercana que nunca. Es cantar de las cosas mas feas que hay siendo parte de las mismas. Uno de verdad siente pena por este pueblo y termina sintiéndolo como un problema personal. Porque es la música más sincera que hay. No hablan de problemas emocionales personales como amor, ni de problemas catastróficos ajenos. Sino de problema catastróficos personales. Lo más duro en una letra. Pero la forma en que el mensaje de lucha y esperanza es transmitido es de una inmensa potencia. Es una música que levanta aquellos que caen en el camino y los ayuda a seguir.
Esta vez lo que les he traído es, a mi consideración, uno de los mejores discos de la historia. Y como la música siempre se ha mantenido en el mismo estilo y calidad, por ende, les traigo una de las mejores bandas que hay.

Aquí les dejo algunos links para las canciones. Como no se subieron varios de los temas, algunos de los links son versiones en vivo de las canciones:
"Imidiwan Afrik Tendam" (en vivo): http://www.youtube.com/watch?v=MI8wxPXG4q4
También les dejo un documental inglés de 22 mins el cual cuenta la historia de la banda y cuenta con entrevistas a los músicos:

Como en mi país se ha venido el verano, durante los meses de Enero y Febrero los posteos van a ser menos frecuentes. Aproximadamente 1 cada 1 semana.
FELIZ AÑO!!!!!

"Music is the Best" - Frank Zappa

4 comentarios:

Santi dijo...

Luego de leer tooooooodo lo que pusiste investigue un cacho mas y me baje el "Amassakoul"
y la verdad que encaro bastante si bien no me partio la cabeza logra como meterte en un estado extraño donde podes apreciar pila todos los juegos que hacen con los intrumentos.
Buen aporta, gracias por la data..

Feliz año

Raúl dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario.

ALEX B. dijo...

Me ha gustado la entrada.he estado viendo los videos.
Feliz año y feliz verano

Víctor Hugo. dijo...

He escuchado ugazmente a esta gente de Tinariwen, y el regusto ha sido bueno, asíq ue creo que llegó la hora de tratarlos más en serio. Buen blog. Te seguiré por aquí. Saludos!